Buscar
  • Ángel Rueda Fonseca

Fascitis Plantar: Signos, síntomas y Tratamiento

Hoy vamos a hablaros acerca de la famosa fascitis plantar, la cual es un verdadero quebradero de cabeza para muchos pacientes que lamentablemente no han encontrado un tratamiento eficiente para esta patología.




¿Que es la Fascia Plantar?


La fascia plantar es un tejido que cubre la planta del pie, desde el calcáneo o hueso posterior del pié hasta las articulaciones metatarsofalángicos, es decir, hasta los dedos.

Su función principal es la de dar soporte longitudinal al arco plantar para que este mantenga su estructura durante la marcha. Es decir, actúa como un potente estabilizador del arco plantar.


¿Es un problema común?


Se trata de la primera causa de dolor en el talón y es igualmente prevalente en población deportista (runners, futbolistas,…) como sedentaria.


¿Qué es la Fascitis Plantar?


Lo primero que debemos tener claro es que no se trata de un fenómeno inflamatorio, de hecho, las nuevas investigaciones ponen en entredicho el término fascitis por este mismo motivo, siendo mucho más apropiada la palabra fasciosis que hace referencia a un proceso degenerativo.

La fasciosis plantar es un proceso degenerativo por el cual las fibras de colágeno que componen la fascia comienzan a degradarse, disminuyendo su capacidad de adaptación mecánica, su funcionalidad y generando un fuerte dolor que en ocasiones puede llegar a condicionar la vida diaria.

Pero…. ¿Por qué me pasa esto? Como hemos explicado anteriormente es un proceso degenerativo, esto no implica que te estés volviendo “viejo”, de hecho se trata de una patología muy frecuente en gente deportista de todas las edades. Cuando decimos que es un problema degenerativo es porque las fibras de colágeno que componen la fascia plantar, en especial aquellas que se insertan en la tuberosidad medial del calcáneo (talón), han sufrido una serie de pequeños traumatimos, los cuales han superado la capacidad que tiene este tejido de regenerarse. En resumen, hemos sobrecargado en exceso este tejido y no ha podido adaptarse a esa exigencia.


¿Cuáles son sus síntomas?


Sus principales síntomas son:


  • Dolor matutino durante los primeros pasos: Se trata de un síntoma muy frecuente y que suele remitir a lo largo del día, si bien es común que al final del día comiencé a aumentar de nuevo debido a la carga diaria.

  • Dolor en la región del calcáneo: Se trata del lugar de inserción de la fascia, donde se ha comprobado que existe un aumento del grosor y desalineación del patrón fibrilar en condiciones patológicas (Suele ser la región mas dañada)

  • Dolor en región central: En muchas ocasiones el dolor se situa en el centro del pié

  • Flexión dorsal limitada: Se trata de un signo muy común en los pacientes que sufren de fasciosis plantar Las causas pueden ser múltiples, desde rigidez en el tendón de Aquiles hasta una falta de deslizamiento articular.

  • El dolor empeora al andar en superficies duras o al andar descalzo: Como es obvio al caminar sobre superficies duras o sin la amortiguación que nos proporciona el calzado, el dolor suele ser mayor.


Los principales factores de riesgo son:


  • Pie excesivamente pronado o pie plano

  • hiperpronación dinámica

  • Pie cavo

  • Discrepancia entre ambos miembros inferiores

  • Posiciones prolongadas en bipedestación

  • Estilo de vida sedentario

  • Disminución de la flexión dorsal

  • IMC superior a 30 kg/m

  • actividad deportiva muy intensa

  • rigidez en tendón de Aquiles

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Lo cierto es que no se puede afirmar rotundamente que exista un tratamiento de oro para esta condición. La fisioterapia ha demostrado ser eficaz en el tratamiento, en especial los ejercicios enfocados a mejorar la calidad del tejido fascial mediante la dosificación de cargas.

FISIOTERAPIA

El tratamiento de fisioterapia es efectivo para el tratamiento de la fasciosis plantar pero debe tener en cuenta la fisiopatología de la lesión. No es un proceso inflamatorio, REPITO, NO ES UN PROCESO INFLAMATORIO, por lo que el tratamiento no debe ir enfocado a una inflamación inexistente o que desde luego no es el mecanismo que prevalece en esta lesión.

Como hemos comentado, se trata de un proceso degenerativo de las fibras de colágeno, que tiene como consecuencia una pérdida de la capacidad mecánica del tejido, por lo que el tratamiento debe ir enfocado a recuperar esa capacidad. Por suerte, las fibras de colágeno de la fascia son de tipo 1, el cual se ha visto que sometiéndolo a un entrenamiento gradual con cargas, sintetiza nuevo colágeno, PERFECTO.., ¿VERDAD?.

En el siguiente vídeo se explica como realizar un entrenamiento con cargas, específico para la fasciosis plantar, basado en los estudios de Rathleff et al. (2014), los cuales han demostrado reducir el dolor muy significativamente en tan solo 3 meses.

En resumen…

La fascitis o fasciosis plantar es una patología de la fascia plantar asociada a la degeneración de las fibras de colágeno producida en la mayoría de los casos por un sobreestrés mecánico.


Si bien la “fascitis” plantar es una patología autolimitada, es decir, que suele remitir con el tiempo, es esencial que siempre se consulte con un profesional sanitario experto en patología musculoesquelética, el cual, te informará acerca de tu diagnóstico y te procurará el tratamiento más adecuado.

8 vistas