Buscar
  • Ángel Rueda Fonseca

Bruxismo: ¿Qué es?, Síntomas, Causas y Tratamiento





¿Qué es el bruxismo?


El bruxismo, tanto diurno como nocturno, es una parafunción caracterizada por el rechinamiento de los dientes. La prevalencia del bruxismo en niños se estima que es de un 17%, un 8% en adultos de media y edad y de hasta un 3% en adultos mayores.


¿Cuáles son sus causas?


El bruxismo diurno, es decir, aquel que se da cuando la persona está despierta se encuentra íntimamente ligado a factores psicosociales tales como el estrés, la ansiedad, la depresión, etc. Entendemos el bruxismo diurno, no solo como el rechinamiento, sino como cualquier comportamiento parafuncional que involucre la mandíbula, ya sea apretar, morderse el labio, morder la lengua etc.


El bruxismo nocturno, cambia radicalmente en cuanto a su fisiopatología. Podemos distinguir entre 3 aspectos clave que condicionan esta patología: Factores centrales factores periféricos y factores psicosociales


Factores Centrales


Los factores centrales hacen referencia al Sistema Nervioso Central. Se cree que el bruxismo está relacionado con micro-excitaciones durante el ciclo del sueño. Estas respuestas de excitación son cambios repentinos en el sueño que modifican su profundidad, haciéndolo mas ligero sin llegar a despertarse. Esta fase no REM se acompaña de un aumento de la frecuencia cardiaca y una mayor activación muscular. Recientes estudios han relacionado directamente estos episodios con el bruxismo nocturno.


Factores Psicosociales


Si bien es cierto que las personas que sufren de bruxismo tienen una mayor prevalencia de trastornos de depresión, aumento de la hostilidad, mayor sensibilidad al estrés o ansiedad, la relación con estos factores sigue a día de hoy sin ser concluyente.


Factores Periféricos


Cuando hablamos a factores periféricos nos referimos principalmente a la estructuras periféricas, tales como la atm, piezas dentales o la región cervical. A día de hoy no existe una relación probada entre factores oclusales y el bruxismo en adultos.


¿Cuáles son los síntomas del bruxismo?


El bruxismo tiene una larga lista de signos y síntomas que conviene conocer:


  • Despertarse apretando los dietnes

  • Despertarse con rigidez mandibular

  • Despertar a su pareja

  • Sensibilidad dental a despertar

  • Hipertrofia de la musculatura maseterino y temporal

  • Desgaste dental excesivo

  • Dolor ATM

  • Cefaleas


¿Cuál es el tratamiento?


El tratamiento del bruxismo nocturno es multidisciplinar:


  • Fisioterapia: El fisioterapeuta evalua y trata los desordenes de la articulación TM y cervical con el fin de disminuir los síntomas asociados y tratar de disminuir las crisis de bruxismo. El fisioterapeuta tiene una gran variedad de herramientas cuyos fines son mejorar la función de la ATM, disminuir el dolor, mejorar el control motor, etc. Destacan:

  1. Punción seca

  2. Ejercicio terapeútico

  3. Terapia manual en región ATM y cervical

  4. Agentes físicos: Laser,US,electoterapia,etc.


  • Férula oclusales: El objetivo de una férula nocturna es separar los dientes durante el sueño. Esto reduce considerablemente la presión en la ATM y la lesión de las piezas dentales. Además han demostrado disminuir la actividad muscular tanto en el musculo masetero como en el temporal.


  • Educación del paciente: En cuanto al bruxismo diurno conviene identificar aquellos hábitos relacionados con la parafunción, tales como morderse las uñas, los labios, objetos,etc. También es necesario encontrar aquellos factores de estrés que predisponen esta situación, siendo en ocasiones necesario contar con la ayuda de un experto psicólogo.


En resumen...


El bruxismo es una parafunción que se caracteriza por desarrollar una parafunción dental. Existen dos tipos de bruxismo, el diurno y el nocturno, los cuales difieren en cuanto a su fisiopatología. El bruxismo diurno está estrechamente relacionado con factores psicológicos y sociales mientras que el bruxismo nocturno está mas relacionado con factores centrales. Los síntomas son muy variados y destacan el dolor mandibular, cefalea, desgaste dental, rigidez muscular etc. En cuanto a su tratamiento es multimodal, siendo la fisioterapia verdaderamente importante a la hora de mitigar los síntomas asociados.

5 vistas